Novela historica: Reseña de Los príncipes cautivos de Robin Maxwell

| miércoles, 6 de noviembre de 2019


Sinopsis
En 1483, dos jóvenes desaparecieron sin dejar el menos rastro de la Torre de Londres. No tendría quizá mayor importancia si no se tratara de dos príncipes, Eduardo y Ricardo de York, y el misterio no parece haberse resuelto todavía: ¿Qué fue de estos dos niños?, ¿fueron víctimas de una cruel trama urdida por su tío el duque de Gloucester, coronado como Ricardo III?
En una espléndida recreación de la insidiosas intrigas palaciegas y sirviéndose de unos personajes perfectamente trazados, Robin Maxwell no sólo narra con el vigor y el colorido que la caracterizan las despiadadas luchas por el trono, sino que incluso ofrece una sorprendente explicación del misterio absolutamente convincente.
Robin Maxwell ha centrado su obra en la dinastía Tudor, durante los últimos años y todos los interesados en esta época, podrán disfrutar con sus obras: "El diario secreto de Ana Bolena", El bastardo de la reina".
Opinion personal
Ya me conocéis que entre la familia Romanov y la época de la vida de las dos rosas vivo deseando que se cree una máquina del tiempo y que yo esté viva para poder usarla, no puedo decir más. En esta historia, que lamentablemente todos conocen se habla de los jóvenes Eduardo y Ricardo de York, tíos del que sería el futuro Enrique VIII. Fueron llevados a la torre de Londres para poder ´´mantenerlos a salvo´´ pero de allí no volvieron a salir y todo ello desde 1483. De ahí que se cree el misterio de los llamados ´´príncipes cautivos´´ unos dicen que Ricardo III ordeno que los mataran, en algunas series se dice que Margarita Beaufort (la madre de Enrique VII y abuela De Enrique VIII) fue la que ordeno que muriesen. He leído por ahí, se dice, se rumorea, que en 1674  se encontraron dos cuerpos en una remodelación, en una caja de madera, a unos 3 metros de profundidad bajo la escalera principal de la capilla de la torre. Los cuerpos eran de dos niños,  coincidían en edad, coincidían en tamaño asi que se les dio sepultura cuatro años despues en la abadía de Westminster. Asi que sean ellos o no sean ellos, Eduardo y Ricardo descansan en paz junto a su hermana Isabel de York (la madre de enrique VIII y junto a su sobrino)
En esta historia me encanta el punto de vista tan simple que tiene: Ha muerto Arturo, el heredero de Isabel y Enrique. Por lo que isabel (Bessie) esta obviamente destrozada. Margarita Beaufort, su suegra, no deja que vea a nadie pero Bessie tiene a su mejor amiga Nell (hija del impresor William Caxton) que aun con las prohibiciones de la reina madre, va a ver a su amiga. En ese momento llega el niño Enrique VIII, el que estaba destinado a ser cura ¿irónico no? Y ambas deciden contarle toda la historia: como termino la guerra, como sus papas llegaron a ser reyes y…lo que le pasó a sus tíos Eduardo y Ricardo.
El hecho de ver la historia contada desde un punto de vista maternal a mi me ha encantado ¡me ha parecido sublime! Me he sentido como si estuviera sentada en esa cama con Bessie, Nell y el pequeño Enrique y estuviera ayudando a contar su historia, la historia que toda Inglaterra quiso ocultar asi que realmente os recomiendo esta novela porque, os transportara a otra época.

Mi puntuación
Un 10 
edit

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada más reciente Entrada antigua
trucos blogger
© Design 1/2 a px. · 2015 · Pattern Template by Simzu · © Content El Cuaderno de Eallair